Instalación de Termo Eléctrico

Introducción

Consejo - Instalación termo eléctrico

¿Quieres instalarte tú mismo el Termo eléctrico? En este consejo te explicaremos cómo elegir un termo eléctrico, los materiales y espacios necesarios para su instalación y los pasos para que tu termo eléctrico sea tu proveedor de agua caliente en tu hogar. ¿Te apuntas?

Antes de elegir nuestro termo eléctrico tenemos que conocer que existen varios tamaños y capacidades.

Existen termos horizontales y termos verticales, aunque los más comunes son los verticales, estos calientan el agua con mayor facilidad y su colocación es más sencilla. Los horizontales se instalan a alturas más bajas y es perfecto para instalar a nivel del suelo.

Las capacidades oscilan entre del 30 y los 150 litros (en algunas marcas hasta los 200 litros), esto depende de las personas que vayan a utilizar el termo. El agua no se calienta a medida que se gasta, como ocurre con los calentadores, sino que se mantiene caliente en el termo después de haber estado enchufado unos minutos u horas. Es por esto, que debemos tener claro las personas que van a utilizar el termo y el uso que se le va a dar al agua caliente.

La mayoría de los termos tienen una cuba vitrificada y esmalte de titanio perfectos para aguas calizas, pero también los hay con un aislamiento de espuma de poliuretano que hace que conserven mucho más tiempo el calor.

Cuanto más potencia tenga el termo, más rápido calentara el agua y, por consiguiente, el consumo eléctrico será mayor.

Requisitos para la instalación

No solo debemos centrarnos en una buena elección del termo, ya que seguramente eso ya lo hemos conseguido gracias a nuestros especialistas, sino que hay que asegurar una buena instalación, ya que será la clave de que nuestro termo funcione correctamente.

Aunque la instalación de un termo eléctrico se pueda realizar, relativamente rápida y fácilmente, aconsejamos que se realice por técnicos cualificados, solo así podremos garantizar su buen funcionamiento.

Para instalar un termo hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Elegir un lugar adecuado para nuestro termo y que la pared sea lo suficientemente fuerte para que pueda soportar el peso del mismo.
  • Asegurar que el lugar que hemos elegido para el termo sea el definitivo. Procura dejar 30cm entre el termo y cualquier obstáculo.
  • Tener las conexiones, tanto de agua fría como de agua caliente, a menos de 2 metros.
  • Debemos tener cerca una toma de corriente para poder dotar de electricidad a nuestro termo.
  • Disponer de todos los materiales necesarios para la instalación, (manguitos, válvulas, herramientas, etc…)

Material necesario para la instalación

Además de las herramientas necesarias, tales como el taladro, tacos y tornillos, llave inglesa, nivel, teflón, martillo, etc..., también tenemos que conocer el orden que tiene que seguir los componentes del termo (válvulas, racors, etc…).

El orden sería el siguiente, válvula reductora de presión a la entrada de la vivienda, llave de corte, válvula de seguridad, manguito anti electrolítico en la toma de agua fría. A la salida del termo, toma de agua caliente, manguito anti electrolítico, válvula mezcladora termostática y salida de agua caliente.

Manguitos anti electrolíticos

En las instalaciones de agua donde tenemos tuberías de diferentes materiales se puede producir la oxidación de todos o de algunos de ellos, este fenómeno se llama electrolisis, por ellos es fundamental utilizar estos manguitos, así interrumpiremos la conectividad en el punto de unión de los dos metales y evitaremos la oxidación.

Válvula reductora de presión

Debemos disponer de una presión de entre 3 y 4 bares de presión para el buen funcionamiento del termo y de otros electrodomésticos. Cuando la presión es superior a 5 bares es necesaria la colocación de la válvula reductora de presión para proteger nuestro termo de las altas presiones. Se coloca lo más alejado del termo posible.

Válvula de seguridad

La válvula de seguridad es necesaria para proteger al termo de una sobre-presión, ya que el agua fría al calentarse aumenta su volumen y por lo tanto su presión, y si no tuviéramos esta válvula no podríamos detectarlo. La válvula expulsaría, gota a gota, el exceso de la presión a la que estuviera marcada.

Válvula anti retorno

Es una válvula que solo permite el paso del agua del agua en una sola dirección, es necesario colocarlos en la entrada del agua fría al termo.

Válvula mezcladora termostática

Esta válvula se instala para tener un control sobre la temperatura, así se evitan temperaturas muy altas y evitamos la proliferación de legionela u otras bacterias y a la vez ahorraremos agua.

Pasos a seguir para la instalación

Después de haber elegido nuestro termo y haber conocido los requisitos y materiales que se deben usar, vamos a detallar en sencillos pasos en que consiste la instalación de un termo eléctrico, pero es recomendable que sea instalado por nuestros profesionales.

  1. Lo primero que debemos hacer es cerrar las llaves de paso de agua para poder trabajar.
  2. Si ya tenemos elegido el lugar donde vamos a poner nuestro termo, hay que tener a mano tacos y tornillos que sean capaces de aguantar el peso del termo, y además, el peso del agua que va en su interior, entonces haremos los orificios que servirán para colgar el termo.
  3. Ahora colocaremos el manguito anti electrolítico en la entrada de agua fría (normalmente la azul), así eviternos su oxidación. Usaremos teflón para garantizar su estanqueidad.
  4. Colocamos la válvula de seguridad a continuación del manguito.
  5. Colocaremos el tubo que alimentará de agua el termo, es decir el latiguillo hembra.
  6. Colocaremos otro manguito anti electrolítico en la salida de agua caliente y seguido, colocaremos otro latiguillo hembra.
  7. Ya podemos abrir la llave de paso para llenar de agua el termo. Comprobaremos que no hay ninguna fuga de agua en las distintas válvulas o latiguillos.
  8. Si todo está bien instalado podemos proceder a enchufar el termo para ponerlo en funcionamiento.

Tipos de Termos

Consejo - Instalación termo eléctrico

Disponemos de termos de diferentes capacidades y de diferentes formas, horizontales y verticales, también existen los reversibles, es decir, que pueden colocarse tanto en vertical como en horizontal.

Para espacios reducidos encontramos los termos “Slim”, estos sirven para espacios reducidos, ya que tienen un diámetro reducido y los podemos encontrar en todas las capacidades.

En BAUHAUS disponemos de más de 100 combinaciones de termos, según capacidades y marcas.