10 trucos para quitar el gotelé

Introducción

El gotelé, aquella técnica de decorativa que dominaba el mercado de las paredes interiores de los hogares en los años 60, y que dejó su huella en los hogares españoles, ha quedado prácticamente en desuso. En los tiempos actuales, la mayoría de las personas buscan eliminar las paredes que han sido pintadas con ese método de grueso acabado. El interiorismo actual tiende hacia técnicas lisas y minimalistas, y el gotelé no reúne los requisitos de ser el candidato ideal para ello. Deshacernos del gotelé puede aparentar ser una tarea más ardua de lo que verdaderamente es. Pues la novedad es que no es tanto como lo imaginas. Debemos invertir algunas horas laboriosas, pero en ningún caso será una misión imposible. Si eres de los que están buscando eliminar el gotelé de sus paredes, aquí van una serie de consejos que te ayudarán a no claudicar en el intento. En los siguientes 10 tips vamos a facilitarte una guía patrón para encaminar la eliminación del gotelé a través de diferentes técnicas y pasos.

Tip 1

El punto de partida. Comprobaremos qué tipo de gotelé tenemos en nuestra pared. Existen dos clases: el gotelé al temple y el gotelé plástico. Para ello, debemos rascar una pequeña parte del gotelé y colocaremos lo raspado en un vaso con agua. Si no se diluye es gotelé plástico, y si se diluye es gotelé al temple.

Tip 2

Cualquiera sea el tipo de gotelé que tengamos, no debemos olvidar de proteger con cinta carrocero y plásticos el suelo de la habitación, las ventanas y marcos de las puertas y rodapiés.

Tip 3

Si nuestro caso es de gotelé al temple, pulverizaremos la pared con agua. Solo pulverizar agua, sin excedernos. También podemos realizar este paso con una brocha o rodillo. Esperaremos a que el agua penetre sobre el gotelé. De esta forma ablandaremos éste último para luego quitarlo rascando, con la ayuda de una espátula. Podemos decir como punto a favor de este método que no levantaremos polvo. Pero como contra: el gotelé plástico resultará durísimo quitarlo, deberemos rascar mucho y muy fuerte.

Tip 4

Si nuestra pared es de Gotelé de pintura plástica, lo más indicado es intentar en primer lugar quitar la pintura con un decapante. Éste actuará sobre la pintura ablandándola, quedando apta para raspar con la espátula.

Tip 5

Si procedemos con el Tip 3 o 4, una vez que tenemos la pared sin el gotelé, cubriremos las áreas defectuosas como grietas con masilla, y lijaremos los desperfectos.

Tip 6

Después del Tip anterior, limpiaremos con un trapo el polvo de la pared, aplicaremos una imprimación para sellarla y, una vez seca la imprimación, ya podemos pintar nuestra nueva pared. Con este último producto sellaremos la superficie, y aseguraremos un acabado uniforme.

Si el tip número 4 falla, es decir si la aplicación del decapante no es efectiva debido a la dureza de la pintura, directamente pasaremos a allanar la pared con una pasta especial llamada cubregotelé, o también masilla de renovación. Se trata de un producto un poco menos espeso que la pasta, y viene preparado para aplicar con rodillo. Aquí ya no es necesario quitar el gotelé, porque lo cubriremos con esta pasta.

Debemos mezclar bien la pasta hasta que quede homogeneizada, y procederemos a su apclicación con rodillo.

Debemos cargar el rodillo generosamente y extender el producto de forma cruzada para repartirlo de manera uniforme sobre la superficie.

Tip 8

Antes de que transcurran 15 minutos desde que pasamos el rodillo, procederemos a alisar la pasta que tenemos en la pared (y sobre el gotelé) con una espátula ancha o llana desde arriba hacia abajo. Aquí vamos a tener que tener paciencia e intentar ser lo más cuidadosos posible para esparcir el cubregotelé adecuadamente, evitando las irregularidades en la pared.

Tip 9

Para el cálculo de la cantidad de pasta que vamos a emplear, calcularemos 1 kg para 1 metro cuadrado, y para 1 milímetro de espesor. Esta es la cantidad que generalmente las marcas declaran. Sin embargo aconsejamos leer las recomendaciones del fabricante en cada caso.

Tip 10

Si has aplicado alguna técnica de las sugeridas y no ha dado resultado, queda todavía un arma letal: el lijado. Con una lijadora (que recomendamos que sea profesional si los metros cuadrados del gotelé son más de 5) quitaremos el gotelé de la pared. Recuerda que el punto en contra que tiene esta técnica es la cantidad de polvo que habrá en el ambiente. Plus: en este tip aprovechamos para recomendarte esta lijadora DWS225 R Toolson, que con un disco circular y otro trianglar, y una larga manguera para el aspirador. Una buena opción para aquellos novatos que quisieran eliminar su gotelé e invertir en una máquina que servirá para futuras tareas.