¿Cómo elegir una nueva encimera para tu cocina?

A la hora de elegir la placa de cocción, opta por la opción que mejor va contigo según tus necesidades o rutinas.

Si cocinas mucho, las placas de gas, que indican el cambio de temperatura dependiendo del tamaño de la llama, pueden ser tu mejor solución. Si haces un uso intensivo de la cocina y te gusta cocinar varios platos al mismo tiempo, el sistema FLEX es una opción ideal. Se trata de placas que detectan el tamaño y la forma del recipiente y calientan exclusivamente esta superficie. Y, además, te permiten establecer diferentes temperaturas en función del recipiente.
Por otro lado, las placas vitrocerámicas son una opción económica, fácil de limpiar y aptas para cocinar con cualquier tipo de recipiente. Por último, puedes elegir placas de inducción, las más utilizadas, lo que te permitirá ahorrar en consumo gracias a que solo se calienta la zona de cocción, dejando el resto de superficie fría. Además, también es muy fácil de limpiar. Otra opción son las placas de inducción con grupo filtrante incorporado, es decir, con un extractor integrado que succiona el humo.

Y toma nota de la última tendencia: las placas ocultas en la encimera, como la 'Cooking RAK', la primera encimera de inducción invisible, es decir, con los fogones integrados y sólo visibles cuando están en marcha. Su diseño vanguardista encaja a la perfección en cualquier espacio, dando clase y convirtiendo tu cocina en un espacio multifuncional.