Cómo mantener una barbacoa en buen estado

Cómo realizar el mantenimiento de una barbacoa

Las barbacoas son artículos de uso exterior. Por este motivo, se fabrican con materiales adecuados para la intemperie o se aplican tratamientos específicos que les confieren una resistencia más alta a la lluvia, a la humedad, al calor y a los rayos UV.

Sin embargo, todos los materiales se deterioran con el uso. Para prolongar al máximo la vida útil de tu barbacoa, es aconsejable que la protejas de las condiciones climatológicas extremas durante las temporadas en las que no le des uso, teniendo en cuenta las siguientes 3 medidas clave:

1- Protección con una funda

Siempre es preferible que cubras la barbacoa con una funda protectora durante la noche, o incluso durante el día en caso de que haya mucha humedad o lluvia. Es importante que dejes un espacio entre la funda protectora y la barbacoa que permita una ventilación adecuada y así evitar la condensación de agua.