Cambiar un interruptor es algo muy sencillo que puedes hacer en cuestión de minutos con tan solo un destornillador. Ya sea por estética, funcionalidad o sustitución de uno averiado. Te detallamos cómo hacerlo:

Primero de todo necesitas saber si se trata de un interruptor simple, conmutador o cruzamiento. La diferencia entre ellos radica en que la corriente se accione desde uno, dos o tres puntos. Su instalación es la misma, con la única variación del número de cables. El fabricante indica dónde va insertado cada uno de ellos. 

¡Importante! Para trabajar con total seguridad empieza desconectando la corriente eléctrica de tu hogar.
Desmonta el embellecedor del interruptor a sustituir: estos van insertados a presión, y tirando deben salir. Si ofrece resistencia haz palanca con un destornillador plano a través de la muesca lateral, cuidado de no dañar la pared.
Puedes forrar la punta del destornillador con un poco de cinta aislante para evitar dejar marca en la pared.

Del mismo modo retira los pulsadores, tirando suavemente de ellos.

Afloja los dos tornillos que sujetan el armazón del mecanismo al cajetín de la pared. Con un pequeño giro el mecanismo saldrá fácilmente.

Desconecta los cables, puede ser que vayan mediante pestañas de presión, en ese caso solo tendrás que presionar la pestaña y tirar del cable. Si van atornillados tendrás que desatornillarlos.

Para colocar el nuevo mecanismo hay que introducir el cable en el orificio. La mayoría de los interruptores llevan el sistema de fijación de presión, así que solamente tendrás que presionar las pestañas al igual que cuando has quitado los cables.

Antes de introducir un cable, trenzar bien todos los hilos de cobre para que no queden hilos sueltos fuera del mecanismo de presión.

Inserta el nuevo mecanismo en el cajetín y aprieta los dos tornillos.

Instala los pulsadores y la tapa embellecedora, asegurándote que quede completamente horizontal.

Por último, conecta la corriente eléctrica y comprueba su funcionamiento.

Muchas veces nos planteamos renovar la pintura, el suelo o la decoración, pero hay algo muy importante y que no renovamos tan a menudo: los mecanismos eléctricos.
Encuentra en BAUHAUS decenas de modelos que se adaptan perfectamente a tu hogar: de colores, estilo vintage, con conexiones USB…