5 trucos para elegir tu toldo

Con la llegada del buen tiempo seguro que estarás dándole vueltas a si este año toca por fin instalar el toldo en tu jardín, terraza o balcón. Desde BAUHAUS te damos todos los consejos que necesitas para decidir qué tipo de toldo necesitas.

1. ¿Dónde voy a colocar mi toldo?

Terraza o jardín, el lugar donde colocar el toldo es importante. Ya sea en nuestra vivienda habitual, un apartamiento de verano o la fachada de nuestro negocio, debemos prestar atención a las características para escoger el toldo adecuado. La composición de la lona, el sistema de apertura, el color y por supuesto la medida son los principales factores que deberemos valorar a la hora de escoger. A continuación te damos algunas claves.

2. ¿Qué medida necesito?

Según el espacio que voy a cubrir buscaré mi medida. Los toldos se miden por largo horizontal o línea (A), parte que se sujeta a la pared, y su salida o proyección (B), que es la parte que sale hacia adelante. Tenemos modelos desde 2,5x2m hasta 5x3,5m.

3. ¿Manual o motorizado?

Cuanto más grande sea nuestro toldo, más resistencia ofrece a la hora de abrirlo y cerrarlo, por lo que a partir de 4m. de línea puedes elegir un toldo que incluya además del sistema manual, un motor para facilitar su manipulación. Todos nuestros toldos con motor incluyen además mando a distancia para la máxima comodidad.

4. Elige la lona: ¿Acrílico o Poliéster?

Son los principales materiales utilizados para fabricar toldos, y sus ventajas son distintas, por lo que es importante elegir bien. El poliéster es más económico, con prestaciones más limitadas, ideal para un uso menos frecuente. En cambio si buscar las máximas prestaciones, elige acrílico tintado en masa: ofrece una total protección contra los rayos UV (mínimo 80%), resiste el paso del tiempo y no se decolora (10 años de garantía en la durabilidad del color). Además ofrece mayor confort térmico y visual, es auto limpiante y repele el agua y la suciedad.

5. El color es importante

Ya que contribuye a crear un ambiente exterior que encaje con tu estilo. Si lo combinas con el mobiliario de exterior, incluso con los colores de la decoración interior, conseguirás hacer de tu terraza o jardín una extensión de tu propio hogar. Pero el color no tiene sólo una función estética sino que si es claro u oscuro influye en el confort térmico y visual; cuanto más oscura es la lona más protege de la radiación y produce una sombra más oscura. Cuanto más claro, menos protección y más claridad pero también crea un ambiente más fresco, llegando incluso a aho0rrar un 80% del consumo en climatización.