Las herramientas de jardinería

Con unos buenos cuidados y el corte adecuado en el momento oportuno, tus plantas crecerán, florecerán y darán frutos. El cuidado manual del césped, las plantas, etc. exige que tengas algunas herramientas de jardinería en casa.

Atención: antes de comprar una herramienta, comprueba siempre que la puedes agarrar bien.

1. Tijeras de jardinería

Las tijeras son la herramienta básica para cualquier aficionado a la jardinería. Pero encontrar las que te convienen, las que puedes agarrar bien, es todo un reto: debes asegurarte de que el tamaño de la empuñadura es el correcto y de que los mangos son antideslizantes y no se abren demasiado. En algunos modelos la abertura de los mangos puede ajustarse manualmente. Si las pruebas cortando un papel antes de comprarlas, también podrás comprobar si las cuchillas de las tijeras elegidas están bien afiladas.

Atención: las cuchillas con revestimiento ofrecen una mayor fuerza de corte, pero no se pueden reafilar.

En el mercado hay dos tipos de tijeras de jardinería: yunque (imagen de la izquierda) o bypass (imagen de la derecha). En las tijeras tipo yunque, la cuchilla corta el tallo que se encuentra sobre un soporte. En las tijeras tipo bypass, la cuchilla y el soporte se cruzan. Este corte es más limpio y causa pocos daños en el tallo.

En cuanto encuentres las tijeras adecuadas, te costará mucho cambiar de modelo. Algunos fabricantes suministran piezas de repuesto (cuchillas, muelles o tornillos) para que tus tijeras gastadas queden como nuevas.

Atención: las tijeras solo son aptas para cortar tallos y no para los alambres de florista.

2. Tijeras de podar

Cortar setos, árboles y arbustos es divertido cuando todo está verde, florece y crece. Con unas tijeras de podar, las hermanas mayores de las tijeras de jardinería, podrás cortar limpiamente ramas y maderas verdes. Para ello, es importante que tengan una gran fuerza de corte. Además, la transmisión de la fuerza mejora con unas palancas alargadas o móviles. Sin embargo, necesitarás realizar un mayor recorrido o un mayor número de accionamientos.

Para atenuar el choque de ambas cuchillas, algunas tijeras de podar están provistas de amortiguadores, que también protegen los brazos.

Si quieres llegar más arriba y aclarar la copa de un árbol, elige unas tijeras de podar árboles. Gracias a esta herramienta, tendrás la mejor perspectiva desde el suelo y podrás dar al árbol la forma que deseas. Alcanza una altura aproximada de 1,5 m, que debe sumarse a la longitud del mango y a tu altura. Así podrás maniobrar y trabajar de forma más precisa. Al comprar unas tijeras de podar árboles, debes tener en cuenta cuánto pesan y si son estables, pero también si las puedes manejar cómodamente.

Las tijeras de podar árboles con guía de hilo presentan un elevado efecto de palanca, aunque una polea de inversión de gran tamaño puede engancharse más fácilmente en las ramas.

En cambio, las herramientas que pueden convertirse en una sierra en un abrir y cerrar de ojos resultan muy prácticas.

3. Pala

Tanto si se trata de excavar, mullir la tierra o crear bancales: casi todos los aficionados a la jardinería utilizan una pala para realizar estas tareas, que pasan de ser duras y agotadoras a resultar mucho más fáciles. Aunque la empuñadura en T es todo un clásico, la empuñadura en D transmite mejor la fuerza y facilita el manejo de la pala.

En los suelos rocosos, trabajarás mejor con una hoja de pala triangular o semicircular, mientras que para los suelos homogéneos y poco rocosos la mejor opción es utilizar palas con hojas rectangulares o con los cantos ligeramente arqueados. Además, debes tener en cuenta que la pala tiene un canto resistente y suficientemente ancho para apoyar el pie. Por último, los mangos ergonómicos te permitirán trabajar sin dolor de espalda.

 Una hoja de pala forjada es duradera y resistente, pero su tamaño y su forma deben ajustarse a la fuerza de quien la utiliza: cuanto más duro sea el suelo, más pequeña debe ser. También es muy importante que la unión entre la pala y el mango sea resistente. A menudo, la sujeción de las boquillas soldadas es limitada.

4. Cuidado del suelo y el césped

Unos bancales limpios y un césped de color verde intenso son el sueño de cualquier jardinero. Las herramientas más habituales para cuidar los bancales son la azada, el tridente (o cultivador), el rastrillo y la azada con púas (de izquierda a derecha). Al comprarlas, la longitud del mango debe ser un factor decisivo: sobre todo en el caso de las azadas y los cultivadores, el extremo del mango te debe llegar al hombro. Así podrás trabajar en los bancales sin doblar la espalda.

En el caso de los rastrillos, debes fijarte sobre todo en el ángulo de las púas. Si no, solo servirán para rascar la superficie.

Con las tijeras para los bordes del césped puedes llegar donde no llega el cortacésped. Los modelos con mango largo y asas resultan cómodos, y en los jardines pequeños son la alternativa silenciosa al recortabordes.

Galería de imágenes de herramientas de jardinería

Servicio de afilado BAUHAUS

Si las cuchillas dejan de estar afiladas, no siempre hace falta que las cambies por unas nuevas. En muchas tiendas BAUHAUS encontrarás el servicio de afilado profesional: gracias a los especialistas de BAUHAUS, podrás reutilizar las hojas de sierra circular, las cadenas de sierra y las hojas de sierra de cinta.

En cuanto te devuelvan las hojas de sierra afiladas, podrás volver al trabajo. Y si la mejor opción es comprar hojas de sierra nuevas u otra sierra, estaremos encantados de aconsejarte. Puedes buscar qué tienda cercana cuenta con un servicio de afilado en la lista de tiendas.